Códices

CÓDICE SINAÍTICO (siglo IV dC)

El códice sinaítico fue descubierto en 1848. Este descubrimiento fue,

se podría decir; casi  una casualidad; aunque muchos pueden decir

que las casualidades no existen, pero gracias a un joven alemán

llamado Tischendorf es que hoy poseemos este maravilloso

documento al alcance de los traductores que buscan un texto

más exacto al original. Es por medio de estos códices que ahora

tenemos una Biblia mas confiable, por tener la evidencia palpable de

su origen como lo son las lenguas originales.

Tischendorf fue al convento de Santa Catalina y en ese momento se

estaban destruyendo viejos escritos que aparentemente eran

inservibles, Tischendorf se dio cuenta de que entre esos documentos

 se encontraban varios de los escritos sagrados en una cesta listos

para quemarlos y es así como Tischendorf logró que se le permitiera

obtenerlos. En esta primera ocasión logró salvar solo parte de ellos,

aunque en sus siguientes viajes logró conseguir que varias de otras

copias le fueran permitidas para su traducción.

En esta ocasión Tischendorf logró retirar de la cesta 43 hojas de este

códice, mientras los monjes le contaban que momentos antes de su

llegada habían quemado dos cestas iguales. Momentos más tarde

cuando le mostraron otras porciones del mismo códice se dio cuenta

de que contenía todo el libro de Isaías y el cuarto libro de Macabeos.

Tischendorf advirtió a los monjes que tales documentos eran muy

valiosos para ser quemados al fuego. Las 43 hojas que logró retener

contenían porciones del primer libro de Crónicas, Jeremías, Nehemías

y Ester. Tischendorf hizo una publicación en 1846, nombrando los

documentos como el códice Federico Augustanus.

La traducción de este códice dio inicio en el Cairo por dos alemanes;

uno de ellos era farmacéutico y el otro era bibliotecario. Estos

hombres tenían conocimiento del griego, claro que ellos estaban bajo

la supervisión de Tischendorf. El trabajo era traducir las 110.000 líneas

del texto, dicho trabajo se terminó en dos meses.

La etapa próxima se convirtió en una diplomacia eclesial. El cargo de

mayor autoridad se hallaba vacante para ese entonces. Tischendorf

sugirió que sería provechoso para ellos hacer un regalo al Zar de

Rusia, personaje de mucha influencia que ellos querían como

protector de la iglesia griega.

Después de largas negociaciones el tan valioso códice fue entregado a

Tischendorf para su publicación en Leipzig y para presentarlo al Zar en

nombre de los monjes. La publicación definitiva del códice fue hecha

en el siglo XX por la Universidad de Oxford.

Luego de la revolución rusa, al no estar interesada la Unión Soviética

en la Biblia, y por necesidades económicas, negociaron su venta con

los encargados del museo Británico por 100.000 Libras Esterlinas,

cantidades que fue pagadas por el gobierno inglés y una suscripción

popular, de individuos y congregación en Inglaterra y Estados Unidos.

Al finalizar el año 1933, el manuscrito fue depositado en el Museo de

Londres, donde permanece hasta hoy.

Este códice “Sinaítico” y el Códice del “vaticano” son los que mas se

han usado para la verificación y actualización del texto de hoy.

CÓDICE  ALEJANDRINO (siglo V dC)

El códice Alejandrino fue copiado en Egipto y se sabe que desde 1098

fue propiedad del patriarca de Alejandría y fue levado a Londres en

1628. El códice alejandrino contiene el Antiguo Testamento pero con

varias lagunas, ya que le faltan varias partes de los evangelios como:

Juan 6:50, 8:52 y 2Co. 4:13-12; 6.

Este códice contiene la epístola de San Clemente de Roma.

CÓDICE  VATICANO (siglo IV dC)

El códice del Vaticano data del siglo IV, y es seguramente el más

importante. Contiene toda la Biblia (el Antiguo Testamento y  también

Nuevo Testamento) aunque, tiene algunas lagunas como ejemplo

podemos citar el libro histórico de los Hechos. Este libro contiene solo

nueve capítulos. El origen de éste códice no se sabe a ciencia cierta, la

mayor parte de los eruditos sitúa su origen en Egipto o Alejandría, por

su puesto hay otros que lo ubican en Cesarea. La tinta del texto ha

sido reforzada posiblemente el en siglo X El que realizó este trabajo

tuvo cuidado de no reforzar el texto que accidentalmente había sido

copiado dos veces por el copista original.

Las páginas de este códice miden aproximadamente 27×27

centímetros, pero originalmente pudieron ser más grandes. El texto

está escrito en tres columnas de escritura continua. La escritura

contiene acentos posiblemente añadidos en el siglo X o XI. Este códice

fue depositado en la biblioteca del vaticano en el año 1475 – 1487.

Actualmente se conservan 591 páginas del Antiguo Testamento y 142

del Nuevo Testamento. El texto del códice del vaticano ha sido objeto

de varias correcciones, su comienzo y su final es un poco defectuoso

por su antigüedad.

CÓDICE DE BEZA (siglo IV-V dC)

Este manuscrito se conservó en el convento de San Irineo de Lyon,

Francia por más de mil años. Este manuscrito fue entregado en manos

de Teodoro Bezo en el año 1562 por causa de las guerras de religión;

Teodoro Beza sucesor de Kalvino sacó este importante manuscrito de

dicho convento y lo regaló a la Universidad de Cambridge en el año

1581. Esta la razón por la que este códice lleva el nombre de Beza.

El códice Beza es un manuscrito bilingüe griego-latín que contiene los

cuatro Evangelios. Los Hechos de los apóstoles y parte de las cartas

de Juan. El orden de los Evangelios es: Mateo, Juan, Lucas y Marcos.

Según los traductores especialistas, el traductor que a principios del

siglo V copió el códice Beza debió efectuar su trabajo usando un

documento mucho más antiguo que podría remontarse a mediados

del siglo II. El traductor transcribe el griego según una fonética poco

corriente en su época, conservando la ortografía primitiva para

respetar el original. Si eso fuera así, el códice nos ofrecería una

versión muy antigua de los evangelios.

Este códice es especialmente importante porque contiene una

variante de los Hechos de los Apóstoles que es hasta un 10% más

extensa que el texto llamado alejandrino, que es el que suele parecer

en las Biblias. El texto del códice de Beza es el que se llama texto

occidental de los Hechos que es, como ya se ha dicho, mas largo.

También contiene un texto del evangelio de Lucas distinto de los otros

códices.

CÓDICE WASHINTONIANO (siglo V dC)

Este importante códice es datado del siglo V y fue comprado por

Charles L. Freer, de Detroit en 1906. Actualmente se conserva en el

museo de Smithsonian Intitution de Washington. El orden de los

evangelios contenidos en este códice es: Mateo, Juan, Lucas y Marcos,

este orden se le conoce como: occidental.

CÓDICE DE EFREN (siglo V dC)

Este códice se conserva en la Biblioteca Nacional de Paris. El

manuscrito original fue raspado y sobre él se escribió una obra de San

Efrén en el siglo XII. Tischendorf se atrevió con procedimientos

químicos a leer 145 hojas de este códice, que pertenecen al Nuevo

Testamento. También contienen muchas lagunas.

source: http://fredy91306.tripod.com/id50.html


About this entry